Reducir tamaño texto Aumentar tamaño texto

Descubriendo las posibilidades del IMAX

Por Arantxa Acosta


Todos nos sorprendemos al pensar que ha pasado poco más de un siglo desde que los hermanos Lumière presentasen su primer film al gran público. Desde entonces, los sistemas cinematográficos ha avanzado a pasos agigantados, encontrándonos hoy en día con films en los que ya no hace falta ni que los actores aparezcan, ni mucho menos que tengan que arriesgarse haciendo acrobacias... Por un lado, esto ha posibilitado el poder mostrar grandes imágenes, imposibles de rodar en condiciones reales. Pero por el otro... ¿se está abusando de estos nuevos métodos?

¿Estamos aburriendo a los espectadores con tanto "truco", que cada vez nos retan más?

En este trabajo revisaremos una de las revoluciones del cine que ha sido injustamente relegada, hasta este 2008, casi por completo a cine documental, sin haber investigado un poco más para ver qué podría ofrecerse al gran público: nos adentraremos en las posibilidades del IMAX.

 

¿Qué es IMAX? (1)

 Introducción al Nacimiento de este innovador sistema

El deseo de aumentar el impacto visual de la película tiene una historia larga. Los sistemas Cinemascope y Vistavisión probaron ensanchando la imagen proyectada a partir de la película de 35 mm. Otros sistemas multiproyector, como por ejemplo Cinerama, surgieron para presentaciones más amplias. Sin embargo, Cinerama resultó ser incómodo y difícil de instalar, y el ensamblaje de las pantallas era difícil de ocultar. Así, los pioneros de este nuevo sistema posteriormente llamado IMAX fueron Ferguson, Shaw, y Kerr, compañeros de escuela en Galt, Notario.

Ferguson fue seleccionado para un verano de becario en la NFB, convirtiéndose con el tiempo en cineasta independiente. En 1965, la Corporación Canadiense de la Expo se pone en contacto con Ferguson para hacer una película para la Expo'67 en Montreal, pero tenía que ser realizada por una empresa canadiense. Así nace La vida polar para la Expo'67 en Montreal, producida por Kerr. La Expo se convirtió en un escaparate para las películas con múltiples proyectores. El público reaccionó efusivamente, pero la técnica era complicada, así que Ferguson empezó a investigar... En la Expo'70 de Osaka presentó todo un nuevo sistema con un único proyector. Así creó la Corporación Multipantalla, ahora IMAX CORPORATION.


Funcionamiento del IMAX

IMAX (del inglés Image Maximum, Máxima imagen), es un formato de cine con capacidad para una mayor tamaño y más claro que la resolución estándar de los sistemas de película. Se aumenta de manera espectacular la resolución de la imagen mediante la utilización de las existencias más grandes de cine: 70mm con 15 perforaciones por imagen (se llama el formato de película 15/70. Cada cuadro es de 70 milímetros de alto y 15 perforaciones de ancho) - 10 veces más grandes que las estándar. Este formato proporciona aproximadamente el doble de la resolución, y el cuadro es el ancho de la pantalla por lo que no hay compresión.

 

 

 

Esto resulta en una película con increíble claridad, incluso en enormes pantallas que son el sello distintivo de cines IMAX de todo el mundo. Hay dos tipos diferentes:

1. Teatros IMAX: Un teatro IMAX tiene una enorme pantalla rectangular. Una típica pantalla IMAX es de 16 metros de alto por 22 metros de ancho, pero puede ser mucho mayor. La pantalla IMAX más grande es de 30 metros de altura.

2. IMAX cúpulas: Un IMAX ofrece una cúpula semiesférica de pantalla que envuelve a todo el teatro. Las cúpulas pueden ser de hasta 30 metros de diámetro.

 

 

De este modo, la pantalla le da una increíble sensación de inmersión al espectador (no hay nada fuera de la película para distraer su atención), y también aumenta la sensación de movimiento.

Así, la clave de "la experiencia IMAX" radica en varios elementos de trabajo en conjunto:

• El gran formato de película que permite mucho mejor resolución y mayor claridad (los dinosaurios en la película IMAX T-Rex: Retorno al Cretácico tienen cinco veces el detalle en comparación con Jurassic Park);

• Un sonido de seis canales, sistema independiente de la película (las películas convencionales han integrado dentro de la banda sonora de la tira de película). Aquí, las pistas de sonido se ejecutan en un control de audio Digital Theater (DTAC), que utiliza el sistema IMAX del software propietario. La banda sonora se distribuye directamente a los amplificadores, a diferencia del Dolby Digital, que exige un descodificador;

• Un sistema de proyección que está específicamente diseñado y construido personalizado para dar cabida a la película de 70mm de existencias - y "ejecutar" en el estándar de 24 fotogramas por segundo. Esto requiere una enorme máquina con un enfoque diferente al formato convencional de 35mm, así como las luces más potentes para poder proyectar la película correctamente;

• El teatro en sí, que está diseñado de tal manera que los espectadores están viendo en la pantalla de manera directa la totalidad de su campo de visión se dedica.

 

Los retos que implica para cine de entretenimiento... ¿pueden solventarse?


El coste de producción de una película IMAX ha sido hasta ahora la principal razón por la cual nunca ha sido considerada seriamente como un medio de entretenimiento puro. La mayoría de las películas IMAX han sido documentales, si bien ha habido esfuerzos realizados en el pasado para emitir largometrajes en IMAX, aunque estos han sido en realidad, hasta la fecha, películas convencionales (rodadas en 35mm), que fueron digitalmente convertidas utilizando soplado-IMAX propiedad Re-Mastering digital -DRM (su primer uso fue en el año 2002 con la conversión de la Warner Brothers Apolo 13, seguida de Matrix Reloaded y Matrix Revolutions en el año 2003).

El gran tamaño de la película plantea un desafío a los productores y directores de las películas IMAX: una cámara es una gran pieza de equipo, cara para ejecutar y mantener. Si además se combina la lentitud que exige con la mayor calidad generados por ordenador (CG) de efectos especiales, representa cinco veces más trabajo y equipo de almacenamiento para hacer bien las cosas y tiene una película muy cara.

Pero el visionario Christopher Nolan, ya famoso por querer experimentar en sus films (recordemos la fabulosa "Memento", por ejemplo, y sobretodo la visión que aportó en "Batman Begins") ha desmontado cualquier mito sobre el IMAX y ha rodado muchas escenas de ‘Batman: The Dark Knight' con este formato, dejando a un lado la "facilidad" del cine digital.

Así, Nolan marca la primera vez que una película ha sido parcialmente filmada usando cámaras de formato IMAX, consiguiendo una revolucionaria integración de los dos formatos de filmación: el matrimonio filmado con cámaras IMAX Y 35mm en esta última película ha tenido un mayor impacto en la experiencia visual de la audiencia, ya sea viendo 'The Dark Knight' en formato IMAX o en sala tradicional. Vamos a ver por qué.

 

Batman en IMAX: rompiendo prejucios (2)


Nolan, el verdadero héroe cinematográfico


"Recuerda las películas filmadas en cámaras IMAX: se llevaron al Everest, debajo de las aguas del océano, y hasta los astronautas las llevaron al espacio... Si se puede hacer eso, sin duda también se puede filmar en las calles de Chicago con cámaras IMAX", le dijo Christopher Nolan a Emma Thomas, productora del film. Y tenía razón:

Nolan tenía muy claro que la audiencia está pendiente de ver cuáles son las imágenes generadas pro ordenador. Y él quería rodar una película de superhéroes lo más realista posible (recordemos que Batman no tiene poderes especiales, sino que todo lo consigue gracias a los "gadgets" que le fabrican), por lo que decidió convencer a los productores para probar el formato IMAX en escenas de acción, nunca visto hasta la fecha, tomando la dirección opuesta al digital para conseguir una imagen de la mejor calidad posible.

El "experimento" con cámaras IMAX se convirtió en un éxito fulgurante: las primera prueba se convirtió finalmente en el un prólogo de seis minutos rodado en IMAX de la ciudad de Chicago, con planos aéreos y escenas de acción que se corresponden con el robo del banco. Esta escena fue clave para convencerse de que cualquier problema que pudiese comportar el rodar en IMAX tenía que poder solventarse, ya que el resultado conseguido era tan revolucionario que consigue sorprender al espectador y envolverle en la trama desde el primer fotograma.

 

Problemas... con soluciones


Nolan quería utilizar el IMAX como herramienta dramática, no como documental. Hasta entonces el equipo no había utilizado nunca cámaras IMAX, por lo que tuvieron que adaptar su forma de trabajar a esta tecnología: normalmente el formato IMAX se utiliza para planos largos, con la cámara en un soporte estable, y nunca se había pensado para escenas de acción, en primer lugar por su peso: la cámara pesa 5 o 6 veces más que una de 35 mm (unos 45 kg).

No obstante, se utilizó la cámara IMAX más ligera, la MSM (sólo había 4 en el mundo... ¡ahora 3 después de destrozar una durante el rodaje!), y se montaron soportes especiales para poder utilizarla con la agilidad de una 35 mm. Incluso se llegó a rodar con estas cámaras sobre el hombro. Otro problema que tuvieron que considerarse fue el tiempo de carga: las cargas son solo de tres minutos, así que se necesitó siempre otra Stedicam para tomar el relevo.

Por otro lado, la gran resolución y claridad que proporciona este formato también se tradujo en cuidar los detalles al máximo a la hora de esconder los efectos especiales: con 35 mm, al rodar una explosión, con poner cinta negra se disimula. Pero con el detalle del IMAX hay que tener cuidado y perder mucho tiempo adicional.

Por último, aparte de los elementos físicos, también se tuvieron que solventar otro tipo de inconvenientes: la composición de las escenas es totalmente diferente, y se quería maximizar el uso del encuadre. Cuando las escenas son filmadas con cámaras IMAX, el rango de la película cambia de 1.43 a 1, expandiendo la imagen para llenar la pantalla completa y magnificando el efecto total. Al utilizar una pantalla de ocho pisos, la vista no va a la parte superior, así que se pierde gran parte de lo que hay allí. Además, el enfoque es mucho más importante porque la profundidad de campo es mucho menor, así que enfocar a los actores es mucho más difícil: el área del encuadre donde el actor está enfocado es mucho con una cámara de 35 mm (si un actor está a 3 metros de la cámara, el área donde esta enfocado es de 30 a 60 cm. Con IMAX el área de enfoque es de 10 - 12 cm).

 

Finalmente... ¿Qué se ha conseguido?


Aún con tanto inconveniente, la respuesta del equipo es unánime: ha valido la pena. No sólo porque el público ha podido disfrutar de una experiencia totalmente única hasta el momento, con un realismo extraordinario (todo es más claro, tiene más resolución, más contraste, y mejor y más rica saturación. Mejora la imagen en general, ya se mire en pantalla IMAX o en un cine común), sino porque ha supuesto dejar atrás un tabú y demostrar que todavía queda mucho por aprender de sistemas ya existentes antes de volcarse totalmente a la sustitución de escenas de riesgo con el uso total de la digitalización: gracias al IMAX se pudieron hacer escenas de acción ralentizadas para ver y detallar más elementos: el montaje no tenia por qué ser rápido, porque los planos son impresionantes y pueden disfrutarse mucho más. Además, el equipo se ha especializado, e incluso para oficios como el del compositor también ha sido toda una experiencia, porque este formato le ha aportado no sólo otra forma de ver a los personajes sino que le ha proporcionado un espacio enorme para que el público estuviera dentro del sonido. En definitiva: IMAX puede dar aún mucho de qué hablar. Estaremos atentos.

 

Fuentes:


(1) Resumen de los trabajos de: Brian Marshall, "¿Cómo funciona el sistema IMAX?", 2001; "¿Qué es IMAX?, http://www.tech-faq.com/imax.shtml (sin referencia a autor); IMAX Corporation; www.wikipedia.es; http://entertainment.howstuffworks.com/imax1.htm


(2) Resumen de los artículos de Jose Antonio Pontón, "Batman en IMAX" (2008); Carl DiOrio, "Dark Knight reigns as new Imax king" (Reuters 2008); Making of de "Batman: The Dark Knight" incluido en DVD.


Más....

Investigamos (146)