La verdadera y triste historia de la película que parecía perfecta

El turista

(The tourist), Florian Henckel von Donnersmarck, EUA - Francia, 2010

Por Cristina Bringas

El turista tiene una carta de presentación tan fuerte que las expectativas de la cinta son altísimas: un reparto de estrellas y buenos actores (Angelina El turista, cartelJolie y Johnnie Depp), un guionista consumado (Stephen McQuarrie), un director recientemente ganador de galardones (Florian Henckel von Donnersmarck) y una historia que promete mantenerte en la orilla de tu asiento, y que -además- se lleva a cabo en una de las ciudades más bonitas y especiales del mundo: Venecia.

Florian Henckel von Donnersmarck ha ganado el reconocimiento internacional por su película anterior La vida de los otros, con la que mantuvo a su público cautivo y se postuló en la escena mundial como director. Es innegable que sabe lo que hace, sin embargo, quizá con El turista no tuvo la libertad suficiente para la creación o tal vez el género no le quedó como anillo al dedo. No obstante, ha tratado de realizar un material rescatable pese a todas las desaveniencias que le aquejan.

La película tiene una producción bastante costosa y un reparto del tamaño de Depp y Jolie,  que se convierten en la carta más fuerte de todo el film y que es lo que le ha permitido mantenerse en cartelera durante ya varias semanas.

Por un lado, Angelina Jolie (Salt, Tomb Raider, Girl Interrupted), que es de reconocerse es maravillosa en las películas de acción, y que posee de un histrionismo plausible (cuando está en buenas manos), aquí es más una figura que aparece bondadosa e inocente, cuya fuerza interior e inteligencia sensual se extingue al compás de los primeros segundos de la película. Sin embargo, a pesar de esto, es una nueva oportunidad para el espectador ver a esta actriz en condiciones novedosas y de vulnerabilidad que pocas veces son exploradas.

El turista, películaDepp, por otro lado, descobijado de la mancuerna con Burton y apartado de la extravagancia que lo caracteriza, resulta un ser humano insípido, pero nos permite ver a un actor en otra faceta. Él es el turista, y lejos de representar un leve reto en su carrera, al menos significa un regreso del actor a sus raíces, alejadas de toda sofisticación y delirio. No está nada mal que de vez en cuando Jack Sparrow cambie de uniforme y se convierta en un ser humano convencional.

A pesar de errores de continuidad y de accidentes cinematográficos, cierto es que Venecia luce hermosa como siempre. Los hoteles y los restaurantes son lugares que cualquier espectador podría desear visitar. Recordamos así la belleza de esta ciudad italiana que Luchino Visconti inmortalizó en su obra maestra Muerte en Venecia. Aunado a esto, el guardarropa que se le ha diseñado a Jolie es para despertar el deseo de las mujeres en el mundo: cada vestido y la joyería son una muestra de la opulencia que engalada a la actriz.

Johnnie Depp y Angelina Jolie en El turistaLo cierto es que, a pesar de ser una película de intrigas y acción, las secuencias de persecución y destrucción masiva no forman parte de la narrativa de esta cinta, sin embargo, se ocupa un poco más de tiempo en revisionar a los personajes principales y en visitar ciertos rincones de la ciudad. Aunado a esto, el desenredo de la trama y la participación de la inteligencia internacional van haciendo de El turista un producto entretenido.

El guión, que ha sido reescrito y adaptado por Christopher McQuarrie (The usual suspects), está basado en el libreto original de Jerome Salle, cuya película Anthony Zimmer retrata la misma historia que vemos ahora interpretada por Depp y Jolie, sólo que está adecuada a la masividad del público norteamericano.

Si bien no es una película que merezca ser galardonada, cumple el cometido de reunir a dos estrellas mundiales y capaces en una historia que promete mantener al espectador en la orilla de su asiento por casi dos horas. Por momentos consigue plasmar instantes de absoluta emoción, pero en muchas ocasiones no se mantiene a flote el tiempo suficiente.

The touristTal vez el proyecto haya sido demasiado ambicioso y lo que se esperaba era tanto, que los castillos imaginados se derrumbaron muy fácilmente. Lo que sí es un hecho es que muchas veces la que parece ser la combinación perfecta no da el resultado deseado y eso puede ser por factores ajenos a todas las variables.

Pese a todo, El turista se disfruta si se toma como una cinta de entretenimiento puro, tanto narrativo como para la pupila (es innegable que ver a Johnny Depp y a Angelina Jolie es algo que muchos deseábamos). Seguramente, alguna otra vez compartirán créditos y será  totalmente diferente. Sin embargo, esta película formará parte de su carrera como una cinta en la que regresan a uno de los objetivos fundamentales del cine.

Veremos cuál será la próxima producción que acompañe a Florian Henckel, que seguro preparará un sorpresivo regreso que lo reposicionará en la escena internacional, no sólo como un director de películas comerciales, sino como lo que es: un autor de dramas que tocan las fibras más sensibles de la audiencia.

Ficha técnica:

El turista (The tourist), EUA-Francia, 2010

Dirección: Florian Henckel von Donnersmarck
Producción: Ron Halpern, Lloyd Phillips
Guión: Florian Henckel von Donnersmarck, Christopher McQuarrie, Julian Fellowes
Fotografía: John Seale
Montaje: Joe Hutshing, Patricia Rommel
Interpretación: Johnny Depp, Angelina Jolie, Paul Bettany.

Trailer:

 

Más....

La mirada del otro (Críticas) (520)
Comparte esta página:

Compartir