Folclore “friqui” para exportar

Por Javier Moral

Son pocas y débiles las voces que despuntan dentro de la mediocridad predominante en el, a menudo descuidado, cine español. Y muchas, las veces en las que la capacidad de estos autores se propicia a ser incrementada por el éxito que otorga una pelada moda pasajera, como ha ocurrido en los casos de Pedro Almodóvar o Alejandro Amenábar, nuestros (de los españoles) directores más internacionales. El primero ha conseguido fijar un estilo y pulir una temática tan personales que ya le es casi imposible desmarcarse de ellos, mientras que el segundo, quizá cegado por dilatar a toda costa la fastuosidad y la espectacularidad película a película, no ha logrado establecer unas consistentes señas de identidad que le invistan como verdadero autor. Y es eso, precisamente, lo que en España llevamos reclamando desde hace mucho, mucho tiempo: no un cine mejor o peor, sino un cine original.

Alex de la IglesiaPor ello, y a colación del inminente estreno de su último trabajo, en EL ESPECTADOR IMAGINARIO hemos querido dedicar este dossier especial al director posiblemente más genuino del panorama español, el actual presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, el gran Álex de la Iglesia.

No es fácil concretar su estilo con rigor, mas sí lo es apurar un croquis de sus devaneos fílmicos, a través de una serie de elementos recurrentes en su obra. El rasgo más plausible en la mayoría de sus películas es esa explícita pasión por el delirio y la huida hacia el surrealismo de lo imaginariamente posible, pero poco probable, a veces conectado con la ciencia-ficción (como sería el caso de su ópera prima, Acción mutante). Sin embargo, lo peculiar de este gusto por el trastorno de la realidad reside en que el contexto a manipular se ha construido sobre una base consistente de costumbrismo e idiosincrasia ibérica, con cierta y distraída desviación hacia la raigambre más freak. Sirva como ejemplo su, hasta el momento, única serie televisiva, Plutón B.R.B. Nero, que combina con tino esa fantasía científica a la que me refiero con un humor absurdo de tradición patria.

Bajo esta modélica premisa se encuadrarían los guiones de El día de la bestia, Muertos de risa, La comunidad o Crimen Ferpecto, aún mostrando propuestas temáticas bien diferenciadas. Ya se trate del nacimiento del Anticristo, de la fama más absurda, del descubrimiento de un tesoro o del chantaje amatorio, todas presentan espantosos desasosiegos hiperralistas del ser humano, cuya inexorable aproximación, pasito a paso, hacia la desproporcionada y salvaje hecatombe final, se antoja inevitable. Y es que, uno de los puntos fuertes de los textos de De la Iglesia se halla en la claridad y eficacia de todos y cada uno de sus creativos incidentes desencadenantes, que siempre ponen sobre la mesa una situación sencilla pero oscura, donde lo único que queda por poner atención es el desarrollo de las reacciones de unos personajes que se degradarán hasta el paroxismo.

A pesar de exhibir un permanente y excéntrico cariño por la comedia negrísima, el cineasta bilbaíno se alejó de la vertiente macabra en su cinta más simpática, 800 balas. Con ello no pretendía sino plasmar una dignificante oda a los apestados sociales -algo que lleva haciendo desde su ópera prima- más light, personificada en ese puñado de infelices especialistas que habitan un poblado de vaqueros en el Desierto de Tabernas (Almería), sin dejar de aludir a un subgénero asimismo marginado: el spaghetti western. Lo cierto es que Álex de la Iglesia se ha aplicado bien en la tarea de hacer acopio de variedades, convirtiendo su filmografía en una magnífica colección "multigénero". La habitación del niño, parte del proyecto coordinado por Narciso Ibáñez Serrador, titulado como "Películas para no dormir" (en forma de auto-homenaje a la serie que este gurú catódico creó en los años 60), supuso la aceptable incursión de De la Iglesia en el género de terror y la algo más floja Los crímenes de Oxford, una de sus producciones más ambiciosas, su debut en el thriller puro.

De igual modo que acoge sin discriminaciones las diferencias que configuran cada género cinematográfico y con la misma fuerza con la que se abrazó desde el primer momento a la carcajada patética, el Presidente de la Academia ha sabido rodearse de un fiel equipo tanto técnico como artístico, que hoy puede considerarse su más preciado objeto fetiche. Partiendo de su inseparable Jorge Guerricaechevarría en la escritura (del que finalmente se ha desprendido en Balada triste de trompeta, según se comenta, su cinta más personal) o del compositor Roque Baños, al que ha encomendado la práctica totalidad de sus bandas sonoras, llegamos a actores como Álex Angulo, Santiago Segura, Sancho Gracia, o Manuel Tallafé, que vendrían a ser la cara A del frikerío que destilan los elencos de la Películas Pendelton. Y eso que hace poco le ha dado fuerte con la voluptuosidad femenina, encarnada en preciosidades de la talla de Leonor Watling y Carolina Bang, su más reciente hallazgo.

Sin haber realizado virtuosas obras maestras ni bodrios con pasaporte directo a los videoclubs de barrio, De la Iglesia demuestra una asombrosa ausencia de prejuicios en su concepción del cine, de carácter justo y honrado. La última de sus películas que nos queda por citar, Perdita Durango, se puede interpretar como una prueba concluyente. Era su tercer filme y la fama que le había otorgado El día de la bestia provocó que, de pronto, le sedujeran los envoltorios bonitos de Hollywood. Renunció por una vez a sus principios de originalidad (siendo, incluso el único guión de su carrera en el que no tomó las riendas) y rodó una película muy iconográfica, pero nada resolutiva, mutando su familiar personalidad hacia lo excesivo (y negativo). Pero, no hay mal que por bien no venga: su publicidad le convirtió en director de culto más allá de la piel de toro y nadie le quita las juergas que se corrió en Las Vegas, donde sería detenido vestido de Elvis tras una comilona desmadrada. Por mi parte, no hay dudas; voto por que algún día sea nuestro abanderado internacional.



Filmografía:

2010 Balada triste de trompeta
2008-2009 Plutón B.R.B. Nero (serie de televisión) 
2008 Los crímenes de Oxford
2006 Películas para no dormir: La habitación del niño (para televisión)
2004 Crimen ferpecto
2002 800 balas
2000 La comunidad
1999 Muertos de risa
1997 Perdita Durango
1995 El día de la bestia
1994 Marbella antivicio (videogame)
1993 Acción mutante
1991 Mirindas asesinas (corto)

 


Mirindas asesinas
Mirindas asesinas (cortometraje)

España, 1991
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Mati de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: Kiko de la Rica (B&N)
Interpretación: Álex Angulo, Saturnino García, José Antonio Álvarez, Ramón Barea, Óscar Grijalba

Delirante corto en el que un siniestro hombre entra en un bar a tomar una Mirinda. Su adicción a esta bebida no parece augurar nada bueno a todo aquél que se cruce en su camino. Su estética hipnótica, influenciada por su pasado como dibujante de cómics, consiguió que Pedro Almodóvar se fijara en él para producir su ópera prima.

 


 

Acción mutante Acción Mutante

España, 1993
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Agustín Almodóvar,  Pedro Almodóvar y Esther García Rodríguez
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: Carles Gusi
Música: Def Con Dos
Interpretación: Antonio Resines, Álex Angulo, Karra Elejalde, Fréderick Feder, Ramón Barea, Enrique San Francisco, Fernando Guillén, Santiago Segura, Rossy de Palma

En el futuro, una organización terrorista integrada por miembros minusválidos y deformes tiene como objetivo de sus fechorías a la beautiful people. Ópera prima del director producida por El Deseo, la compañía de Pedro Almodóvar.


El día de la bestia
El día de la bestia

España, 1995
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Andrés Vicente Gómez
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Música: Battista Lena
Interpretación: Álex Angulo, Santiago Segura, Armando de Razza, María Grazia Cucinotta, Terele Pávez, Saturnino García, Nathalie Seseña

Un sacerdote español cree haber descubierto, a través del estudio del Apocalipsis de San Juan, la fecha y el lugar exactos en los que el Anticristo llegará a la tierra: el 25 de diciembre de 1995 en Madrid. El único modo de combatirle parece estar en obrar de mala fe. Esta cinta polémica y metafórica, ganadora de 6 Premios Goya, supondría la consagración de De la Iglesia y la revelación de Santiago Segura.


Perdita Durango
Perdita Durango

España-México-EUA, 1997
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Andrés Vicente Gómez            
Guión: David Trueba, Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría (Novela: Barry Gifford)
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Música: Simon Boswell
Interpretación: Rosie Pérez, Javier Bardem, Harley Cross, Aimee Graham, Screamin'Jay Hawkins, Demian Bichir, Alex Cox, James Gandolfini

El primer asalto internacional de De la Iglesia giraba alrededor del mito cinematográfico de la femme fatale, aquí interpretada por la mestiza Rosie Pérez. Sexo, sangre y santería mexicana completan el cóctel que catapultó al bilbaíno al estrellato del otro lado del charco.


Muertos de risa
Muertos de risa

España, 1999
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Andrés Vicente Gómez
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Música: Roque Baños
Interpretación: Santiago Segura, El Gran Wyoming, Álex Angulo, Sancho Gracia, María Asquerino

Un par de pringaos sin oficio ni beneficio alcanza la fama de manera súbita como dúo cómico. El problema llega con las envidias y la constatación de que ninguno puede triunfar sin el otro. El director continúa con la línea catastrofista-costumbrista que tan buenos resultados le brindara con El día de la bestia.


La comunidad
La comunidad

España, 2000
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Andrés Vicente Gómez
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: Kiko de la Rica
Música: Roque Baños
Interpretación: Carmen Maura, Emilio Gutiérrez Caba, Terele Pávez, Sancho Gracia, María Asquerino, Jesús Bonilla

Una agente inmobiliaria encuentra 300 millones de pesetas escondidos en el suelo de un piso del edificio donde estaba trabajando. Cuando la noticia llega a oídos de los vecinos, todo se convierte en un cúmulo de sospechas y violencia desenfrenada, donde imperará la ley del más fuerte. 100% De la Iglesia.


800 balas
800 balas

España, 2002
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Álex de la Iglesia
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: Flavio Martínez Labiano
Música: Roque Baños
Interpretación: Sancho Gracia, Ángel de Andrés López, Carmen Maura, Eusebio Poncela, Luis Castro, Manuel Tallafe, Enrique Martínez, Eduardo Gómez, Luciano Federico

El trabajo más simpático y enternecedor del cineasta que, no desprovisto de acción, está dedicado a la profesión de los especialistas de cine y a un género maltratado, el spaghetti western. Quizá debido al escaso interés que suscitaba el tema, o a la blandura de su planteamiento, constituyó un duro fracaso de taquilla. A estas alturas, ya se había consolidado el núcleo de artistas habituales del bilbaíno.


Crimen ferpecto
Crimen Ferpecto

España, 2004
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Álex de la Iglesia
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: José L. Moreno  
Música: Roque Baños
Interpretación: Guillermo Toledo, Mónica Cervera, Luis Varela, Enrique Villén, Fernando Tejero, Kira Miró, Helena Carrión, Montse Mostaza

Fiel a la comedia negra, De la Iglesia firmó esta desesperante fábula sobre la dignidad, el acoso sexual y los riesgos de la ambición laboral. La fórmula inagotable, pese a pasar desapercibida esta vez por las salas, cosechó 6 nominaciones a los Premios Goya.


La habitación del niño
Películas para no dormir: La habitación del niño (TV)

España, 2006
Dirección: Álex de la Iglesia
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: José L. Moreno
Música: Roque Baños
Interpretación: Leonor Watling, Javier Gutiérrez, Sancho Gracia, María Asquerino, Antonio Dechent, Manuel Tallafé, Terele Pávez , Asunción Balaguer, Eulalia Ramon

Producción de terror que homenajea la serie Historias para no dormir, creada por Narciso Ibáñez Serrador hacía 40 años para Televisión Española. Pese al brusco cambio de género, el temperamento, el saber hacer y el equipo, permanecen inalterables.


Los crímenes de Oxford
Los crímenes de Oxford

España-RU, 2008
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Mariela Besuievski, Gerardo Herrero y Álex de la Iglesia
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría (Novela: Guillermo Martínez)
Fotografía: Kiko de la Rica
Música: Roque Baños
Interpretación: Elijah Wood, John Hurt, Leonor Watling, Julie Cox, Burn Gorman, Anna Massey, Jim Carter

Su proyecto más ambicioso, adaptaba la novela "Crímenes imperceptibles" del argentino Guillermo Martínez y se estrelló en taquilla. La seriedad de la propuesta de la Matemática como instrumento para resolver asesinatos chocó con un público que, lejos de valorar la inclusión de estrellas internacionales, no tardó en echar en falta las pullas sangrantes del vasco.


Plutón BRBNero
Plutón B.R.B. Nero (serie TV)

España, 2008
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Pedro Costa
Guión: Álex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría
Fotografía: José L. Moreno
Interpretación: Antonio Gil, Carolina Bang, Carlos Areces, Enrique Villén, Manuel Tallafé, Enrique Martínez, Gracia Olayo, Mariano Venancio

Álex de la Iglesia encamina de nuevo su senda mágica del "friquerío nacional" para retornar a la ciencia-ficción, género que le abrió las puertas de la profesión, con una space-opera de dos temporadas que se recrea en la más absurda pantomima distópica. Para ello, no dudó en hacerse con los servicios de Carlos Areces, uno de los cómicos del show de moda Muchachada Nui, y hoy una de las joyas más preciadas del director.



Balada triste de trompeta
Balada triste de trompeta

España, 2010
Dirección: Álex de la Iglesia
Producción: Yousaf Bokhari, Vérane Frédiani, Gerardo Herrero, Adrian Politowski, Franck Ribière y Gilles Waterkeyn
Guión: Álex de la Iglesia
Fotografía: Kiko de la Rica
Música: Roque Baños
Interpretación: Carlos Areces, Carolina Bang, Antonio de la Torre, Santiago Segura, Sancho Gracia, Manuel Tallafé, Fernando Guillén Cuervo, Raúl Arévalo, Enrique Villén, Terele Pávez

El próximo 17 de diciembre podremos disfrutar del esperado estreno del último trabajo de De la Iglesia, una tragicomedia que trae como protagonistas a los miembros de un circo. Un payaso es reclutado para luchar en el bando nacional durante la Guerra Civil Española. Años más tarde, en los albores de la Transición, dos payasos se han enamorado de la misma trapecista. En el siguiente número de EEI podrán disfrutar de su crítica.

PREMIOS:
- El día de la bestia.
Ganadora de seis Premios Goya, incluyendo el de Mejor Director
- Balada triste de trompeta.
Mejor Guión y León de plata a la Dirección en la 67ª Mostra de Venecia


Comparte esta página:

Compartir