Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2010

Por Liliana Sáez

Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

 

Del 13 al 21 de noviembre y con más de trescientas películas, el Festival Internacional de Mar del Plata celebró su 25ª edición. El énfasis ha sido puesto en la producción argentina, que este año ha producido cerca de doscientos títulos, ochenta de los cuales fueron parte de la programación del festival.  

Réplica de festivales internacionales recientemente llevados a cabo, el de Mar del Plata ofreció, a pesar de ser Clase A, películas que venían respaldadas por otros premios, obtenidos en Cannes, Venecia o Locarno. Es el caso de cinco de las seis las ganadoras de la Competencia Internacional: Essential Killing, de ese veterano autor que es Jerzy Skolimowski; Silent Souls, del ruso Alexei Fedorchenko; White White World, del serbio Oleg Novkovic; Tuesday, after Christmas, del rumano Radu Muntean; y Chantrapas, del maestro georgiano Otar Iosselani. De las premiadas, la única que resultó una primicia fue la argentina Aballay, el hombre sin miedo, que también obtuvo el Premio del Público.

En la Competencia Latinoamericana, fueron galardonadas Octubre, de los peruanos Daniel y Diego Vega (también pasó por Cannes) y Amor en tránsito, del argentino Lucas Blanco.

Por su parte, la Competencia Argentina le otorgó el premio para Pompeya, de Tamae Garateguy.

Demasiado cine argentino (y no del mejor), escasísimo cine latinoamericano (cuando existen películas de la región que están triunfando internacionalmente) y cine internacional ya ofrecido en otros festivales. Una combinación atractiva en un punto (el de poder ver películas de altísimo nivel como las premiadas en Cannes o Venecia), pero floja en otro (si hay una competencia latinoamericana, deberían participar muchas más películas del continente). Y sobre todo, el cine argentino a mostrarse en un festival de este tipo debería pasar por un alto nivel de exigencia.

Bruno Ganz en Mar del PlataEntre los atractivos del festival, y fuera de competencia, la sección Panorama ofreció obras de Takeshi Kitano, Lee Chang-dong, Hong Sang-soo, Jia Zhang-ke, John Sayles, Zhang Yimou, José Luis Guerín, Doris Dörrie e Isaki Lacuesta, Xavier Dolan. En el ámbito nacional, se proyectó el polémico film de Jorge Polaco, Kindergarten, cuyo estreno fue impedido por la censura, debido a que retrató a menores en escenas de pedofilia; y se rescató del olvido y de la desaparición física, una copia de Las tierras blancas, de Hugo del Carril.

Este año el Festival tuvo la visita de invitados internacionales de gran nivel: el reconocido actor Bruno Ganz, actor de títulos imprescindibles como El amigo americano (Werner Herzog),  Las alas del deseo (de Wim Wenders) y La caída (de Oliver Hirschbiegel); el historiador de cine y comunicólogo Román Gubern, autor de diversos ensayos y de libros como "Historia del cine", "El proyector de Luna", "El discurso del cómic", "La imagen pornográfica y otras perversiones ópticas" y "Censura", entre otros; el director de cine independiente, Hal Hartley, autor de obras como Trust, Amateur o Book of Life, exhibidas dentro de una retrospectiva que se le dedicó; el australiano Bruce Beresford, autor de Conduciendo a Miss Daisy, invitado en el marco de una retrospectiva de cine australiano; y el director John Sayles, que ofreció una clase en el espacio Charlas con los Maestros.
Romà Gubern
Quedó latiendo una de las preocupaciones que tiene el actual gobierno argentino sobre la preservación del patrimonio fílmico. En el marco de la reciente creación de la CINAIN (Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional), un grupo de especialistas y representantes de instituciones que se ocupan de esa inconmensurable tarea planteó en un encuentro los pasos a seguir para que el rescate, la preservación y la difusión del patrimonio fílmico nacional encuentre su justo lugar.

Como se verá, unas de cal y, otras, de arena... Pero lo que hay que defender es que el Festival siga ofreciendo cada año una nueva edición, después de las extensas interrupciones que históricamente ha tenido, debido a las distintas dictaduras que han sometido a la Argentina. Es de esperar que en un futuro sea atractivo para los productores ofrecer el estreno de sus filmes en las pantallas del Festival de Mar del Plata, que supo tener su brillo, y espacio de debate para las preocupaciones del sector cinematográfico.
 

PALMARÉS:

Competencia internacional

Astor de Oro a la Mejor Película: Essential Killing, de Jerzy Skolimowski.
Premio Especial del Jurado: Chantrapas, de Otar Iosseliani.
Mejor Director: Alexei Fedorchenko, por Silent Souls.
Mejor Guión: Denis Osokin, por Silent Souls.
Mejor Actor: Vincent Gallo, por Essential Killing.
Mejor Actriz: Ex-aequo entre Mirela Oprisor y María Popistasu, por Tuesday After Christmas.
1ra. Mención Especial del Jurado: White White World, de Oleg Novkovik.
2da. Mención Especial del Jurado: Aballay, de Fernando Spiner.

Competencia América Latina

Mejor Película: Ex-aequo entre Octubre, de Daniel y Diego Vega (Perú), y Amor en tránsito, de Lucas Blanco (Argentina).

Competencia Argentina

Mejor Película: Pompeya, de Tamae Garateguy.
Mención: Un Rey para la Patagonia, de Lucas Turturro.

Premio Work in Progress

El campo, de Hernán Belón.
 

PREMIOS NO OFICIALES:

Premio del Público: Aballay, de Fernando Spiner.

Premio a la Mejor Película Argentina en las tres competencias (derechos para TV): Aballay, de Fernando Spiner.

Premio FIPRESCI: El camino del vino, de Nicolás Carreras.

Premio SIGNIS: Todos vosotros sois capitanes, de Oliver Laxe.

Premio ACCA: Essential Killing, de Jerzy Skolimowski.

Premio FEISAL: Caño dorado, de Eduardo Pinto; 1° Mención: De caravana, de Rosendo Ruiz;  2da Mención: Tiempo muerto, de Baltazar e Iván Tokman.

Premio AAA. Mejor actriz: Erica Rivas (Antes del estreno); Mejor actor: Chang Sung King, (Pompeya). 

Comparte esta página:

Compartir