El cine se hace grande en la red

Por Javier Moral

Festival de Cine Online

Bajo el nombre de Festival de Cine Online: 1º Festival Europeo de Cine Invisible (www.festivalcineonline.com), se encuadra una iniciativa pionera en el circuito de certámenes cinematográficos, la del concurso a través de Internet. Filmotech, portal creado por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), es el responsable de esta interesante idea que intenta hacer del cine un medio de acceso más cómodo y rápido para todos los públicos. Filmotech comenzó a funcionar en marzo de 2007 con el objetivo de ofrecer a los internautas un amplio catálogo de cine español en la modalidad de pay per view que pudiera ser descargado en el disco duro, como alternativa competitiva a las redes PSP, o reproducido directamente en streaming, opción que terminó por imponerse. Ander, la películaSu creciente éxito se ha traducido hoy en la organización de este festival de cine inédito, cuya idea surgió de una conversación entre los periodistas Jordi Minguell y Jesús Ulled sobre la lastimosa situación por la que pasan numerosas cintas de bajo presupuesto e innegable calidad, privándose al espectador y terminando escondidas en los cajones de los distribuidores. En el Festival de Cine Online, estos cajones se han abierto de manera gratuita para los usuarios españoles (la limitación regional es su única pega), que solo tendrán que registrarse para obtener el código que les permita disfrutar de las sesiones durante el período de un mes, del 11 de abril al 11 de mayo de 2011.

Al tratarse de una primera edición, la lista de películas presentes es corta, pero cuanto menos interesante, y se ha dispuesto en cuatro secciones, dos para el cine español y otras dos para el europeo. La Sección Oficial de Cine Inédito Español presenta tres obras de ficción y tres documentales de producción nacional (con una contundente mayoría catalana) que, o bien no se estrenaron en su momento, o bien fueron maltratadas con una paupérrima distribución: Ander (Roberto Castón, 2009), Dispongo de barcos (Juan Cavestany, 2010), La vida útil (Federico Veiroj, 2010), Los materiales (Javier Fernández Vázquez, Luis López Carrasco y Natalia Marín Sancho, 2009), Morir de día (Laia Manresa y Sergi Díes, 2010) y Todos vós sodes capitáns (Óliver Laxe, 2010). A esta categoría se le ha adjuntado, fuera de competición, la Sección Paralela de Joyas del Cine Español, que presenta una selección de míticas cintas clásicas de nuestro cine, tesoro sobre el que Filmotech ha venido marcando su línea fílmica: Calle Mayor (Juan Antonio Bardem, 1956), El pisito (Marco Ferreri e Isidoro M. Ferry, 1959), La caza (Carlos Saura, 1965), El espíritu de la colmena (Víctor Erice, 1973), Viridiana (Luis Buñuel, 1961) y Plácido (Luis G. Berlanga, 1961).

Por otra parte, las secciones dedicadas al cine europeo se encargan de dar a conocer un puñado de cintas que aún no llegaron a las salas españolas o que todavía se pueden encontrar en nuestra cartelera: en la Sección Oficial de Cine Inédito Europeo se encuentran las películas Cartas a Dios (Oscar et la dame rose, Eric-Emmanuel Schmitt, 2009), Dinero fácil (Snabba Cash, Daniel Espinosa, 2010) y Tournée (Mathieu Amalric, 2010); mientras, en la Sección Oficial de Cine Inédito Documental se pueden ver los filmes Draquila (Sabina Guzzanti, 2010), Little Alien (Nina Kusturica, 2009) e Im Bazar der Geschlechter (Sudabeh Mortezai, 2010).

Viridiana, cartelQuizá, una de las mejores impresiones que puedan extraerse de este evento sea la que corresponde al tipo de premios que se otorgarán por el jurado, compuesto por el director Daniel Sánchez Arévalo, el Redactor Jefe de Fotogramas Pere Vall o el polifacético Boris Izaguirre, entre otros. Y es que la cinta elegida por el jurado podrá verse editada en DVD, además de ser emitida por el canal TCM, toda una recompensa al esfuerzo de unos trabajos cuyo único objetivo era conseguir una difusión digna. El público podrá documentarse sobre las cintas participantes gracias a los materiales disponibles en una completísima área de prensa, a la que tanto espectadores como profesionales podrán acceder por igual, sin ningún tipo de restricciones, pudiendo también votar por sus favoritas y entrar en el sorteo de diez abonos para un año gratis de cine en Filmotech.

Desde EL ESPECTADOR IMAGINARIO nos sumamos con un voto de apoyo a este tipo de iniciativas que tanto se echan falta en el panorama de la industria cinematográfica actual ya que, además del intento de hacer justicia en torno a una irregular distribución, contribuyen a sentar las bases necesarias y totalmente válidas sobre las que debiera de orientarse la política del modelo online.

Comparte esta página:

Compartir