Menos glamour. Más cine. 58 Festival Internacional de San Sebastián

Por Arantxa Acosta

Festival de Cine de San Sebastián

Tras cincuenta y ocho años de éxito, el reconocimento del Festival Internacional de San Sebastián es más que merecido. Si bien ha pasado mejores y peores épocas, y quizá ahora nos encontremos en la segunda categoría, hay que reconocer que buen cine, se ve. Y mucho. Que falten más o menos estrellas "hollywoodenses", aunque se eche de menos, no debería ser el tema que más se haya discutido en las semanas previas a (e incluso también durante) la gran cita. Pero claro, estamos en el show business... y sin estrellas, poco hacemos. Así que, aunque no han abundando, nos quedamos con la idea de que el fugaz paso de Julia Roberts (premio Donostia de este año), Paul Giamatti, y por qué no, Álex Angulo, han ayudado a mantener el tipo a un Festival, del que últimamente se está criticando que está perdiendo la proyección internacional, de la que tan sólo unos años atrás podía sentirse tan orgulloso. ¿Llegará algún día en que se valore de igual forma la posibilidad de entrevistar al director o al productor de un gran film? Seguramente no, pero, como hemos oído en una de las películas del Zabaltegui, La vida útil (Federico Veiroj, 2010): "al espectador, hay que educarle". Y es que lo más importante debería ser que el film remueva algo en él. Desde alegría hasta repulsión, pero que no le deje indiferente...   

Dejemos las disertaciones a un lado, mejor centrarse en la excelente programación. Sí, excelente. Incluso encontramos pequeñas grandes joyas en la sección oficial, que es mucho decir. Este año la orientación latina abunda en el cartel (¿uno de los motivos por los que se está perdiendo la visión internacional?), pero, siendo como lo es, la nuestra, una revista que ha ido creciendo en los dos continentes, lo hemos disfrutado mucho. No obstante, haciendo un rápido repaso, vemos representación de Estados Unidos (Eat, Pray, Love), Polonia (Bautismo), Rumania (Principles of life), Japón (Genpin), Turquía (Bal/Miel)... En definitiva, el amplio cartel, bien seleccionado, abarca grandes títulos de variados países.  

Clasificadas según la sección en la que se presentaron (Oficial, Zabaltegi, .DOC... ) encontraréis la reseña de las más de cincuenta películas que hemos cubierto en el festival entre  Cristina Bringas y yo misma, Arantxa Acosta, además de contar con la colaboración de Sergio Ibáñez. Las que más valgan la pena -desde nuestro punto de vista- irán teniendo su espacio en Críticas de EL ESPECTADOR IMAGINARIO a medida que se estrenen, aunque no hemos querido dejar, para la oportunidad que nos brinda San Sebastián, de escribir sobre las seleccionadas para abrir (Chicogande, Felipe Cazals, 2010) y cerrar el Festival (Elle s'appelait Sarah, Gilles Paquet-Brenner, 2010). Y, si queréis saber cuál ha sido nuestro Top 10 particular... ¡tendréis que llegar al cierre del dossier! Vale la pena. Buen cine, buena cobertura... el año que viene, más. Esperamos que os guste.

Comparte esta página:

Compartir