Hacia donde va la comedia

Por Javier Moral

Una risa nueva, portada

UNA RISA NUEVA
Edición: Jordi Costa
Ed Nausicaa
Páginas: 230 - Tamaño: 15 × 23 cm

No es la primera vez que desde EL ESPECTADOR IMAGINARIO reseñamos una obra del ilustre cronista de la cultura alternativa (o basura, según lo entendamos) Jordi Costa. El Mostrenco Articulista, como se hacía llamar en los tebeos Mis problemas con Amenábar y 2000 años de cine -escritos por él y dibujados por el genial caricato del absurdo gráfico, Darío Adanti-, se lanzó hace unos meses a la coordinación editorial para dar vida a un proyecto que trata de contemplar y concentrar en un solo vistazo las nuevas vertientes de la comedia cinematográfica.  

Una risa nueva: posthumor, parodias y otras mutaciones de la comedia es el título completo de una concienzuda y rigurosa colección de pequeños ensayos que tratan de descubrir los nuevos mecanismos conceptuales y formales responsables del estado de la cuestión, esto es, de la situación actual del género más prolífico pero, a menudo, menos valorado del séptimo arte. Estructurado en dos grandes bloques que recogen, por un lado, la renovación de la comedia en Hollywood a través de lo que en el oficio crítico se ha convenido en denominar Nueva Comedia Americana, y por otro, el desarrollo polimorfo del género como fenómeno a nivel mundial -confirmando la acción de los distintos patrones y contextos culturales como relevante factor moldeador de la comedia-, el objetivo ulterior del libro no es otro que el de conformar un completo vademécum para el devoto de las carcajadas inteligentes que busca flamantes nombres más allá de los grandes clásicos, pudiendo clasificar y orientar sus próximos encuentros en función de las afinidades puntualizadas. Para ello, un dispar y selecto grupúsculo de plumas (que, por supuesto, incluye la firma del coordinador del libro) entre las que se encuentran profesores e historiadores, periodistas y críticos contraculturales, blogueros y hasta cómicos, se ha atrevido a explorar y dar cuenta de una manera desenfadada y didáctica de los recovecos y derivas más vanguardistas del género.

La recopilación de artículos dedicados a los transgresores modelos cómicos del otro lado de charco pretende, muy a propósito, no dejar ningún cabo suelto que pudiera sugerir un improbable indicio de evolución inútil: desde la cosecha del ingenio fraguada en el longevo show Saturday Night Live (Venga Monjas), pasando por las claves que han definido y orientado la comedia americana hacia el gamberrismo o la escatología (Carlos Losilla), hasta la pasión yanqui por las spoof movies -o "películas parodia"- (Miqui Otero) y por las incómodas bizarrías de los mockumentaries -o falsos documentales- (Eduardo Galán).

Una risa nuevaLa segunda mitad de este estimulante ensayo colectivo sobre la comedia, la dedicada a las actuales tendencias del chiste transfronterizo y global, presenta en su mayor parte disquisiciones sobre los regionalismos europeos: encabezados por un capítulo dedicado a la herencia pythoniana que ha oscilado, a imagen y semejanza de su referente, entre el cine y la televisión británicos (Alvy Singer), se suceden un análisis de otro caso concreto por su tradición, el italiano (Juan Agustín Mancebo Roca), y un repaso general al resto de paradigmas reseñables de las zonas menos fecundas que integran la comedia europea de hoy (Señor Ausente). Por último, el viaje concluye en Asia, con los originales experimentos de Stephen Chow en Hong Kong (John Tones) y las siniestras manifestaciones de la risa coreana (Roberto Cueto). Jordi Costa, que además de aportar un sesudo prólogo ya pusiera el colofón a la primera parte con una cáustica reflexión sobre el germen histórico de la idiosincrasia norteamericana se encarga ahora de clausurar el libro con unos breves apuntes sobre los intrincados y excéntricos códigos del humor nipón, personificado en las figuras de los cineastas Takeshi Kitano e Hitoshi Matsumoto.

Si los temas referidos no le hacen creer que Una risa nueva pueda considerarse un manual imprescindible en la biblioteca personal de todo cinéfilo que se precie, otro detalle quizá le ayude a decidirse. En las páginas centrales, a modo de separadores entre los dos bloques, ocurrentes viñetas a cargo de lo más granado de la sátira gráfica nacional (con autores como Albert Monteys, Miguel Noguera, Joaquín Reyes o Juarma López, entre otros), que se encomienda al delirante esbozo de sus particulares nociones sobre el polisémico concepto de comedia. Yo no me lo perdería.

Más....

Cinerama (Reseñas) (96)
Comparte esta página:

Compartir