Salva a la animadora. Salva al mundo

Por Arantxa Acosta

Heroes, cartel

"¿Qué convierte a un hombre en lo que es? ¿Son las peores cosas que ha hecho o son las mejores cosas que quiere ser? Cuando te encuentras en la mitad de tu vida y estás aún muy lejos de tu destino ¿Cómo vas de la persona en la que te has convertido a la que podrías haber sido?"

"Salva a la animadora. Salva al mundo". Este fue el grito de guerra de la primera temporada, en la que no sólo conocíamos a personas corrientes con poderes extraordinarios, sino que, junto a ellos, también descubríamos cuál era la misión, el destino que les  deparaba a cada uno de ellos: evitar que una gran bomba explote en el centro de Nueva York.

La gran esperanza: nuevas series, nuevas ideas

Héroes, serie de TVVarios son los aspectos que hicieron de Héroes un éxito fuera de todo pronóstico (de hecho, inicialmente se había pensado como una miniserie de escasos capítulos). En primer lugar, su innovadora propuesta: siguiendo la típica estructura de cómic, la serie avanza como si estuviésemos leyendo semana a semana los distintos fascículos, englobados todos ellos en un total de cinco volúmenes. Los diálogos se componen de igual forma por frases típicas de este género literario (lo de "tenemos que salvar al mundo" se repite millones de veces... pero con sentido) y los vaivenes del argumento (muerte y resurrección de personajes, casualidades imposibles que ayudan a avanzar en el guión) son también típicos para continuar, con gracia, historietas exitosas. No faltan tampoco las alusiones a grandes cómics (aparte del que se inventan para la serie, las aventuras de "The 9th wonders") o a míticas series freaks y, por encima de todo, a Star Trek (no sólo diálogos, sino que incluso algunos de los actores que aparecen han protagonizado papeles importantes dentro de la saga).

Por tanto, no es de extrañar que la serie se base en la presentación de los buenos, los héroes, y los malos, los villanos contra los que hay que luchar (para, obviamente, "salvar el mundo"). Encontraremos, y nos identificaremos, con los héroes, cuya detallada definición enriquece la historia. Personas corrientes que de repente desarrollan un extraño poder: algunos pueden volar (como Nathan Petrelli, que evita por todos los medios que su habilidad salga a la luz... está en plenas elecciones), otros, como Parkman, pueden leer la mente. Los más interesantes son los poderes de Hiro, capaz de controlar el espacio-tiempo, o el de Claire, con regeneración celular instantánea. Por supuesto, y como no hay héroe si no puede luchar contra alguien o algo, en contraposición se crea a Sylar, un personaje que puede entender el funcionamiento de las cosas y que, gracias a este poder, puede robar las habilidades de los demás "especiales". Claro que, ya que está, los mata. Por diversión, no porque sea necesario, aunque eso no lo sabemos al inicio.

Fotograma de HéroesY es que la encarnación de Sylar fue otro de los aciertos de los creadores de la serie. Inicialmente, se pensó que podía ser sólo una voz, máximo, una sombra que apareciese atormentando a los héroes, haciéndoles saber que se encontraba allí. Poco después se dieron cuenta de la necesidad de que el villano fuese de carne y hueso... y pensaron que un monje sería la representación ideal (los castings se hicieron bajo este concepto). Finalmente la personificación del mal se resolvió utilizando a un joven relojero que ve cómo sus ansias de poder se van incrementando, a medida que acumula habilidades robadas. El "malo" de la serie trascendió mucho más allá de la primera temporada, robando, igual que la misión que tiene asignada, el protagonismo al resto de los héroes principales y convirtiéndose, finalmente, en el centro neurálgico de todos los volúmenes. Y es que... nos gustan los villanos. ¿O alguien prefiere a Batman antes que al Joker?


Algunas reflexiones

Héroes, escondida tras la fachada del cómic, habla de grandes temas. Quizá en algunos momentos de forma no demasiado coherente, e incluso, de forma confusa. En cualquier caso, a veces en las viñetas de un cómic encontramos también soluciones absurdas para no tener que hablar profundamente de por qué ha pasado algo. Al igual que las enseñanzas a un niño, el bien y el mal en el cómic de superhéroes raras veces distingue los grises, sino que se muestran más claramente las distinciones entre blanco y negro.

Algunos ejemplos de estas reflexiones que se nos plantean:

  • --- El sentido de la vida: Todos podemos ser héroes ---
    Héroes profundiza claramente en que cualquier persona normal puede ser diferente. Mejor. Ser un héroe. En la serie aparecen personas ordinarias con poderes extraordinarios, pero también es cierto que (en el caso de Hiro o Peter Petrelli, por ejemplo) en algunos momentos se quedan sin sus poderes (por circunstancias varias que no explicaremos) y, lejos de pensar que ya no pueden hacer nada, se superan a sí mismos y a sus habilidades para demostrar que pueden ser más que normales, que pueden ayudar (¡cómo no!) a salvar el mundo, igualmente. La verdad es que es un buen mensaje, nos hace comprender que, aunque todo esto sea ficción, podemos realizar grandes cosas en nuestra vida.

  • --- El destino puede cambiarse, no hay que rendirse ---
    Va muy ligado al concepto anterior. Aunque Hiro o Petrelli hayan visto el futuro, o se pinten cuadros apocalípticos, son conscientes de que sus actos pueden hacer cambiar esas premoniciones. Salvando a la animadora salvan el mundo (o, al menos, a Nueva York de la terrible explosión).

    Y aquí una de las cosas que a mí más me disgusta de la serie... porque no se da ningún sentido a la teoría (o teorías) del espacio-tiempo.

    En primer lugar, la madre de los Petrelli (que ve el futuro en sueños) dice en algún momento que "lo que ve no puede cambiarse, pero puede ayudar a que se acelere eso que ocurra". Curioso, si consideramos que su propio hijo ha evitado más de una vez temibles desenlaces que ya habían sido "programados". En segundo, que algunos "yo futuros" viajen al pasado, cambien algo importante para la humanidad y vuelvan al futuro sin sufrir ninguna transformación. Incluso en un film tan poco trascendental como Frequency (Frank Sullivan, 2000), al protagonista, en el momento que se ha cambiado algo en el pasado, le vienen a la mente todos los "nuevos" recuerdos pertenecientes a esa vida que ha vivido en esa línea temporal. Pero bueno, como hemos dicho al principio, igual que en los cómics, es mejor simplificar los hechos para poder avanzar...

  • --- Cuestionamiento de  la evolución humana ---
    Este es básico si tenemos en cuenta que la serie basa su argumento en que las personas especiales lo son porque su ADN es diferente. Inicialmente, con el Dr. Suresh, se habla de evolución lógica de la raza humana (y es que seguro que dentro de miles de años alguna de estas habilidades sí serán reales, posiblemente, debido al mayor uso de nuestra materia gris), para luego entrar en experimentos: que las habilidades residen en las proteínas, luego no, luego... en fin.

Cómo cargarse la serie (a ojos muy puristas)

Heroes, la serieEl inicio del declive de la serie vino por cargarse uno de los fundamentos en los que se había construido: la pregunta ¿puede el héroe convertirse en villano?, tan simple si lo pasamos a nuestra vida real (nadie puede negar que todos tenemos un punto de maldad, algunos peor regulado que otros), no es de recibo en una serie/cómic. Porque, simple y llanamente, no queremos ver que nuestros héroes son malos. Ni tan siquiera que se lo cuestionen. Y, a los que nos gustaba más el papel del villano, no queríamos verle convertido en Santa Teresa... ni tan siquiera planteándose si podía llegar a serlo. La vida se compone de demasiados grises como para que, encima, nuestra serie favorita nos lo recuerde. Así es en el volumen tres, "Villanos", en el que el interés puede empezar a decaer (aunque, personalmente, reconozco que la dualidad héroe/villano me parece memorable. Porque la vida es así de  manipuladora. Tus actos, los de otros... pueden provocar que tus valores cambien, lo quieras o no), seguido del cuarto, "Fugitivos", en el que se mezcla todo un tema político que no le hace ningún bien a la serie. Si a esto le sumamos que  no sólo la historia pierde fuelle, sino que el guión deja mucho que desear en estos dos volúmenes, llenándolo de giros innecesarios (atención, spoiler: eso de que nos intenten hacer creer durante unas semanas que Sylar es hermano de lso Petrelli... ¡vamos, hombre!), es normal que la audiencia se canse un poco.

Heroes, fotogramaEl volumen cinco (cuarta y última temporada) retomó la energía del primero, con la llegada de un nuevo villano situado en un peculiar carnaval... pero no fue suficiente para la NBC, que decidió cancelar la serie. Hay que apuntar que las supuestas bajas audiencias seguían siendo de millones de espectadores, pero ya no soportaban el coste, también millonario, no sólo de los capítulos (llenos de efectos especiales), sino también de toda la estructura que se había creado alrededor: cómics, cuentas en twitter, juegos on-line, páginas web oficiales de las empresas ficticias, que aparecían temporada tras temporada. Había que arrastrar un peso demasiado grande, que los productores se negaron a mantener.

La respuesta de la NBC para "contentar" a tanto fan fue The cape, una nueva serie sobre una persona normal que asume el rol del superhéroe favorito de su hijo para vengarse de los que le acusaron de un crimen no cometido. ¿Demasiado típico, verdad? Pues eso también pensó la audiencia.


Héroes... ¿vale la pena?

Por supuesto que sí. Al menos la primera temporada. Es una serie que deberían ver niños y adultos. A los primeros, para hacerles volar la imaginación (eso sí: controlar que no se tiren de la azotea) y darse cuenta de que todos podemos hacer algo bueno. Para los segundos, pues, por lo mismo. Además, si os apasiona el género, disfrutaréis la primera temporada sin lugar a dudas y, luego, puede que os veáis decepcionados, como yo, durante unos cuántos capítulos, hasta que el guión vuelva a tener un mínimo de coherencia. Una lástima que no se le diese una oportunidad más, seguro que el resultado del volumen seis , ya presentado al final del último capítulo, con el título de "A brave new world", podría haber remontado, y mucho. Eso sí, el final, aunque termine con un "continuará", está a la altura.


Trailer season 1:



Fuentes:

- Material adicional DVD "Héroes. La serie completa".
- www.nbc.com/heroes
- www.9thwonders.com

Más....

Cinerama (Reseñas) (96)
Comparte esta página:

Compartir