The Doors: infinitos

When you're strange

Tom Di Cillo, EUA, 2010

Por Arantxa Acosta

"If THE DOORS of perception were cleansed, every thing would appear to man as it is, INFINITE"
William Blake


The Doors. The Doors... Raro es quien, pertenezca a la generación que pertenezca (con la limitación obvia), no pueda reconocer el nombre de la banda When you're strange - Cartely canturrear alguna de sus canciones. Y es que la huella que dejó durante sus escasos seis años de vida (obviaremos los dos últimos sin el carismático cantante) fue profunda. Inolvidable. Poética (y escandalosa) en todos sus sentidos.

Pocos directores se han atrevido a acercar su mirada a este grupo. ¿Qué es mejor, pecar de ultra fan y mitificar a sus integrantes, adorándoles como a dioses, o quedarse corto al mostrar una visión demasiado resumida o acotada para preservar la supuesta autenticidad de los acontecimientos? Porque, si se filma un bioptic con actores... ¿será creíble, teniendo en cuenta el magnetismo de -a su manera- cada uno de los integrantes de la banda? Y, por el contrario, si lo que se realiza es un documental, cualquier revisión desde el presente hacia los convulsos sesenta/setenta, con testimonios reales, convertiría el film en un nostálgico recuerdo de tiempos pasados -mejores, para muchos- que no cumpliría con el requisito inicial: presentar a The Doors tal y como fueron.

Entonces...  ¿qué mejor que hablar directamente de la banda? Sin aditivos. Sólo con hechos objetivos. Realidad pura y dura filmada, incluso en algunos casos, con la propia cámara de Jim Morrison. Las imágenes como testimonio del tiempo que se vivió, registrando un mundo de contrastes (la revolución de los jóvenes versus la inminente guerra de Vietnam) en el que una banda de música resultó, sin desearlo, ser la respuesta a las preguntas de muchas personas.

When you're strange, The doorsAsí que ahí está Tom DiCillo, dirigiendo por primera vez un documental, pero componiendo una estructura narrativa que evoluciona como el relato de un libro o como un film de ficción: presentación de los personajes, desarrollo de la historia y desenlace. Viendo When you're strange redescubrimos el saber hacer de un director que siente que el poder de la combinación música/cine puede ser infalible para captar la atención del espectador, y siendo la música un tema que le entusiasma y que no había vuelto a tocar de lleno desde la hipnótica -y más que inclasificable- Johnny Suede (1991) (el debut cinematográfico de Brad Pitt que, no obstante, destaca más por el trabajo de Nick Cave y su personaje ya de culto ‘Freak Storm').

El montaje fílmico, tirando exclusivamente de material de la época y, una de las grandes sorpresas, metraje inédito hasta el momento (incluyendo fragmentos de HWY-Highway, 1969- película que el propio Morrison filmó mientras estudiaba cine en la Universidad y para la que contó con Abel Ferrara) hace de When you're strange un film que se vive, como decimos, como si de ficción de tratase. El inicio ya nos muestra el terreno en el que va a moverse DiCillo: un jovencísimo Jim Morrison conduce a toda velocidad por el desierto (escena de HYW), pone la radio y... se anuncia su propia muerte (emisión real del día en que fue encontrado en la bañera de su casa, en París).

When you're strange, documental sobre The doorsLlegados a este punto, y volviendo a la reflexión anterior sobre documental o ficción para recrear la vida de la banda de rock, es inevitable la comparación de When you're Strange con el homenaje que Oliver Stone quiso hacer en 1991 al grupo, The Doors. Ensalzada por unos cuantos y odiada por la gran mayoría (sobre todo por los fans incondicionales), la verdad es que el problema del film de Stone radica básicamente en centrar tanto la historia en la relación de Jim Morrison con su (santa) pareja, Pamela Courson, que parece más una "sentimentaloide" historia de amor que un bioptic del grupo. Eso sí, hay que destacar a un Val Kilmer en estado de gracia, seguramente en su mejor interpretación hasta la fecha (además de que puso su voz a las canciones). Aún así, sólo comparando una de las escenas iniciales (la llegada del grupo a un aeropuerto, presentándose en primer plano a la cámara) y la reconstrucción que realizó Stone, ya podemos intuir que la "copia" no va a recoger la personalidad de ninguno de ellos, y más concretamente, cómo no, la de Jim. Atención a su mirada final, llena de desafío y coquetería:




Contra este film se erige When you're Strange como "la verdadera historia de los Doors, el anti-Oliver Stone", según ha indicado el propio ex tecladista de la banda, Ray Manzarek.  Eso sí, aun con la intención de venderla como un documental sobre el grupo y no sobre su cantante, hay que reconocer que el centro de atención de todo el documental, como no podía ser de otra manera, es el provocativo Morrison. No obstante, se hace una mención más que especial a los intereses y aportaciones de cada uno de ellos (la explicación del sonido de la banda es gracias a que ninguno toca el bajo, y el ritmo lo llevaba Manzarek con un ‘Fender Rhodes piano Bass', característico de las melodías carnavalescas; o la formación de Robby Krieger se inició con la guitarra española, por eso no usaba púa) para proporcionar el sentido al surgimiento y éxito de la banda. Aún así, destaca el poder conocer a un Jim Morrison muy inteligente (¿demasiado para la época?) y desubicado, que tuvo que refugiarse en las drogas (y también, menos conocido por la gran mayoría, en la poesía) para sobrellevar su inconformismo con el mundo.

Documental sobre The DoorsComo curiosidad: la primera versión del documental estaba narrada por el propio DiCillo. No obstante, las críticas al "monotono" del autor desembocaron en la contratación de Johnny Depp para la voz en off. Personalmente, no sé cómo sería la primera versión, pero hay momentos en los que alguna explicación sigue sobrando, deseando que Depp se calle para disfrutar de las imágenes y música de la banda que, por supuesto, es lo mejor del film... pero esto era más que esperable.

En definitiva, un documental imprescindible para los fans de la banda, los amantes de la buena música y los cinéfilos que no se conformaron con sucedáneos previos. The Doors, infinito. Jim Morrison... extraño:

People are strange when you're a stranger / Faces look ugly when you're alone / Women seem wicked when you're unwanted /Streets are uneven when you're down
When you're strange /Faces come out of the rain / When you're strange / No one remembers your name /When you're strange...


Fuentes:
Cohen, Jonathan. "Doors Documentary Revisits 'Strange' Days".
Imdb.com

Ficha técnica:

When you're Strange EUA, 2010

Dirección: Tom DiCillo
Producción:  Rhino Entertainment Company, Peter Jankowski, John Beug
Guión:  Tom DiCillo
Fotografía: Paul Ferrara
Montaje: Mickey Blythe, Kevin Kransky  
Música: The Doors
Interpretación: Jim Morrison, John Densmore, Robbi Krieger, Ray Manzarek, Johnny Depp (narrador)

Tráiler:

Más....

La mirada del otro (Críticas) (520)
Comparte esta página:

Compartir