El amor no entiende de límites

Mi nombre es Khan

(My name is Khan). Karan Johar, India, 2010

Por María José Cabeza

Tras realizar varios trabajos que han triunfado entre el público indio, el director de Bombay, Karan Johar nos presenta una historia Mi nombre es Khanambientada en los Estados Unidos tiempo después de los ataques terroristas del 11 de septiembre. Para ello cuenta con las superestrellas de Bollywood, Shah Rukh Khan y Kajol Devgan, que dan vida a unos personajes que suponen los mayores retos de sus carreras.

Rizvan Khan (Shah Rukh) es un honorable musulmán indio cuya vida está marcada por el síndrome de Asperger. Se enamora perdidamente de la bella Mandira (Kajol Devgan), una madre soltera hindú que vive su versión del sueño global del éxito. Pero cuando un incalificable acto de cobardía destroza a su familia, Khan emprende desinteresadamente una impactante odisea, a través de unos Estados Unidos contemporáneos, que son tan complejos como el corazón humano. Con toda su ingenuidad, se transforma en la encarnación del acto de rebeldía más inverosímil: la paz y la compasión, proporcionando una aleccionadora realidad que afecta la vida de cada persona con la que se cruza. En el nombre de la mujer que ama, el peculiar desconocido se presenta a sí mismo diciendo simplemente: "Mi nombre es Khan y no soy un terrorista".

El último trabajo de Karan Johar se presentó en el pasado Film Festival Imagine India Madrid 2010. En la sección oficial "India" a concurso. Aunque el film está ambientado en los Estados Unidos, el sentimiento de la película está totalmente arraigado en los problemas a los que los indios se enfrentan en su país.

Mi nombre es KhanDestacaría que, a medida que avanza la historia, el personaje principal nos recuerda, en muchas situaciones, al famoso Forrest Gump que tantas alegrías dio en 1994 al oscarizado Tom Hanks, con la diferencia de que, pese a la gran interpretación de Shah Rukh, no llega a igualar a la de Hanks y ahí es donde recordamos que las comparaciones son odiosas y que, aunque el director indio ha sabido llegar al espectador, emocionarlo con el planteamiento de la historia, en su desarrollo, en ocasiones pierde fuerza o veracidad. Pero no dejo de reconocer que en buena parte de los 165 minutos que dura el film he estado metida en la vida del matrimonio, me he emocionado con los personajes y su gran interpretación, con los giros que da la historia, he sonreído con los toques de humor que ayudan a que nos relajemos en la butaca del cine y, además, he recordado a ese gran personaje de Hanks y a su caja de bombones.

La música compuesta por Shankar, Ehsaan & Loy, que acompaña a los personajes, se adapta perfectamente al estilo de Bollywood, aunque en algunos momentos destaca más que los propios diálogos, algo negativo, pero con un tema principal que viaja con Khan a lo largo de los Estados Unidos, y que ayuda a que nos emocionemos viendo el film.

A lo largo del camino que recorre el protagonista, nos damos cuenta de que el último trabajo de Karan Johan se asemeja a una roadMi nombre es Khan movie, ya que la mayor parte de la narración se la pasa en la carretera, de un lugar a otro, conectando con el resto de su historia por medio de maravillosos flashbacks, a través de un diario en el que cuenta su experiencia a su mujer. En dicho trayecto, nos deleitamos con grandes paisajes americanos, maravillosas panorámicas, como, por ejemplo, cuando antes de contraer matrimonio con Mandira le promete que le enseñará un lugar de la ciudad que ella no conoce, destacando así una gran fotografía. En algunas ocasiones, se aprecian cortes bruscos entre los planos, que hacen que la transición del film sea algo cortante, por momentos violenta, pero, a medida que transcurren los minutos, la mirada se acostumbra y te introduces en el relato.

Si eliges ver la película Mi nombre es Khan, te encontrarás con una emocionante historia, eso sí, que te recuerda personajes del pasado como Gump, pero que consigue que te pongas en la piel de esas personas que tanto sufrieron y siguen sufriendo por culpa de la xenofobia, y que te hace reflexionar, porque, como le explica la madre al protagonista, "la única diferencia entre las personas es que unas son buenas y otras son malas", y no se debe generalizar tras los malos actos de los demás. También, te sumergirás en unas grandes interpretaciones y estarás de acuerdo con el protagonista porque, el amor no entiende de límites.


Festival y galardones:

Film Festival Imagine India, Madrid 2010 – Sección Oficial “India” a Concurso.

Ficha técnica:

Mi nombre es Khan (My name is Khan), India, 2010

Dirección: Karan Johar
Producción: Hiroo Yash Johar, Guari Khan
Guión: Karan Johar
Fotografía: Ravi K. Chandran
Montaje: Deepa Bhatia
Música: Shankar, Ehsaan & Loy
Interpretación: Shah Rukh Khan, Kajol Devgan, Yuvaan Makaar, Katie A. Keane, Dominic Renda, Jimmy Shergill, Sonya Jehan, Zarina Wahab, Kenton Duty

 

Más....

La mirada del otro (Críticas) (520)
Comparte esta página:

Compartir